TIPS PARA EMPRENDER

Hace un tiempo la barrera más grande que existía era poder obtener financiamiento para poner en marcha esa idea de negocio, hoy en día esas barreras no existen ya que se puede acceder a muchas opciones para financiar un emprendimiento, a través de proyectos que se pueden postular tales como sercotec, Prodesal, Indap, Corfo entre otros.

Aun así teniendo estas posibilidades, las personas que quieren emprender se ve truncado ¿Por qué?, hay muchas variables que traban las posibilidades una de estas es el miedo a salir de su área de confort, no arriesgarse, pero este ya no es motivo para las nuevas generaciones, en lo que fallan para emprender y lograr que su negocio se consolide y rentabilice en el mercado es no dimensionar en todos sus aspectos lo que significa su idea, a continuación dejare unos tips para que canalicen mejor esa idea y logren triunfar en el mundo de los negocios, ya que los negocios no es suerte.

  1. Define las razones para iniciar tu negocio

Muchos emprendedores inician su negocio solo con la idea de hacer dinero y ante el primer obstáculo se rinden. Los más grandes emprendedores de la historia coinciden en que el dinero no era su prioridad al iniciar, y las razones que los guiaron eran pasión, deseos de superación e ideales de cambiar el mundo. (Steve Jobs, creador de Apple)

Toma una hoja e identifica al menos 3 razones (además de ganar dinero) por las cuales aventurarte a abrir un negocio y asumir los riesgos que esto conlleva, una vez hayas encontrado estas razones tendrás siempre motivos para seguir adelante, aunque las ganancias del negocio al principio no sean las esperadas, para este punto el periodo de los primeros tres meses es darse a conocer, a los seis meses tener una cartera de clientes que cubran los costos fijos, al cumplir el año etapa de consolidación en el mercado.

  1. Escoge una idea de negocios sencilla

Las ideas de negocio perfectas no existen. La mayoría de los emprendedores se quedan toda la vida esperando un negocio rentable, sin riesgo, y finalmente nunca emprenden porque no tienen “la mejor idea”.

No te quedes estancado tratando de reinventar la rueda, busca una idea sencilla y empieza, ya luego le iras dando forma a medida que avances.

  1. Plantea un modelo de negocio rentable

Luego de haber elegido tu idea sigue uno de los pasos más importantes: Definir el modelo de negocios. Esta labor requiere de toda tu concentración, debes tomar una hoja y responder:

¿Cuál es mi producto o servicio?

¿Voy a fabricar el producto o solo a comercializarlo?

¿Quiénes serán mis clientes?

¿Qué medio voy a utilizar para llevar mi producto a manos del cliente?

¿Qué tiene mi producto que no tenga el de la competencia?

Para este punto recomiendo que generen un análisis PORTER, PESTE o FODA y toda pregunta relacionada con el cómo vas a desarrollar tu idea de negocios.

  1. Elabora un buen plan de negocios

Un plan de negocios te permite organizar tu idea, simular su rendimiento en el mercado y minimizar riesgos, no pierdas demasiado tiempo elaborando un plan, solo trata de organizar un buen documento y pasa del plan a la acción sin pensarlo dos veces.

Además el plan de negocios es indispensable cuando no cuentas con capital propio para emprender, la mayoría de fuentes de financiación querrán conocer detalladamente tu negocio.

  1. Arma un buen equipo de trabajo

“Si puedes cumplir todas tus metas solo, tal vez estas no sean lo suficientemente grandes” (Skyn Braut).

Encontrar un equipo de personas que se comprometan y se apasionen igual que tú por tú proyecto no es fácil, pero es indispensable que cuentes con el apoyo y el complemento de un buen equipo.

Los expertos recomiendan buscar personas complementarias, con ideales y pensamientos distintos a los nuestros. Los miembros de tu equipo deben ser positivos y darte fortaleza y animo cuando sientas ganas de echar todo por la borda.

  1. Financia tu negocio adecuadamente

Evita caer en el error del “sobre endeudamiento”, al principio tendrás que minimizar los gastos lo más que puedas. En caso de tener que recurrir al mercado financiero en busca de dinero, compara las diferentes tasas de interés y toma las más bajas y aquella que te brinde facilidades de pago.

Recuerda que con un buen plan de negocios te será fácil acceder a capital proveniente de programas de apoyo gubernamental (proyectos) o inversionistas privados.

  1. Empieza de una vez por todas

Ya tienes la idea, el plan, el equipo y el dinero pues empieza de una vez por todas, no le des más vueltas al asunto y salta al vacío. Este momento crucial es llamado “De la Idea a la cruda realidad” por Andy Freire.

Es el momento de poner a prueba tu capacidad como emprendedor, ya no es el papel o un simulador, es la vida real y tendrás que enfrentar toda clase de retos y desafíos. Siempre recuerda: “Cuando el camino se torne difícil es porque vas hacia arriba” (Robert T. Kiyosaki).

En este momento debes ser especialmente cuidadoso con el tema legal, un asunto que muchos emprendedores ignoran.

  1. Promueve tu negocio de todas las formas posibles

Ya tienes tu negocio, es hora de que todo el mundo lo sepa.

Prepara toda clase de publicidad ingeniosa para atraer los clientes a tu negocio. Flyers, pendones, perifoneo, publicidad en medios de comunicación, etc. Todo es válido cuando se trata de promocionar tu negocio. No olvides crear tu propio sitio web y cuentas en redes sociales, el Internet es un medio muy económico y sencillo de atraer clientes.

  1. Aprende todo acerca de tu negocio

Conocer a tus clientes, proveedores y competencia será fundamental para hacer competitivo tu negocio. Debes escuchar a tu entorno, dar a tus clientes lo que quieren, crea relaciones mutuamente beneficiosas con tus proveedores y analiza la estrategia de tu competencia. Asistir a ruedas de negocios y ferias empresariales es otra buena idea de capacitación, además de los libros y seminarios que te permitan adquirir estrategias para implementar en tu negocio.

  1. Establece tu estrategia de crecimiento

La mayoría de los negocios se quedan estancados con una pequeña porción del mercado que les genera dinero suficiente para subsistir y mantener a su dueño, sin embargo, un verdadero emprendedor no es conformista y siempre está buscando maneras de ampliar su negocio. Existen diferentes formas de hacer crecer un negocio, pero es muy importante tener definida la estrategia de crecimiento. ¿Vas a abrir nuevos locales, o tal vez venderás franquicias, harás adquisiciones, crearás alianzas, etc.?

Con estos tips, tu emprendimiento ya debería ser más sustentable y rentable, entonces ahora la pregunta es, ¿Quiero emprender?

NOTA: “Este espacio fue creado por ARF Capacitaciones y Asesorías Limitada para compartir, complementar y comentar las opiniones profesionales de temas que nos competen, aquí encontraremos temas de tributaria, contabilidad, Capital Humano, Economía, Finanzas y otros, creados por miembros de ARF o por profesionales que han querido compartir sus opiniones. Si usted quiere realizar una breve columna, favor contactarse con un miembro de ARF para estudiar y asignar una fecha de publicación”. 
Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *