La Auditoria en una Pequeña y Mediana Empresa

No sobreviven las especies más fuertes, ni las más inteligentes, sino las que mejor se adaptan al cambio- Charles Darwin.

Cuando se desconoce el trabajo del contador o algunos trabajadores de la empresa, se hace necesaria una opinión externa,  para detectar focos de riesgos y  oportunidades de mejoras en lo que hacen.

Este es un enfoque moderno de auditoria, por lo que la revisión de papeles, contabilidades, impuestos  e informar de manera reactiva, errores e irregularidades en la empresa, está obsoleto, ya que no genera valor para ella.

Para esto se hace necesario conocer la empresa que se va auditar con el objetivo de detectar focos de riesgo relevantes que merezcan ser analizados y no como es la mirada antigua donde se revisaba todo incluso aspectos poco  importantes para la compañía,  siendo el costo de estos servicios muy altos, tardíos y con bajo beneficio.

Es por ello que hoy se habla de auditoria con un enfoque estratégico, es decir, involucrarse en el conocimiento de la empresa a nivel de entorno e interno de ella, para así diseña una planificación estratégica de  auditoria, la cual hace más eficiente la asignación de auditores y tiempos de ellos, bajando así el  costo de estos servicios, haciéndolo accesible a pequeñas y medianas empresas.

El creer que los auditores son como policías en busca de delincuentes, es como los ven el común de la gente,  pero el trabajo del auditor es mucho más que buscar a quien culpar   por un error o irregularidades. A través del conocimiento de la empresa se  identifican riesgos  y en base a estos últimos se definen la naturaleza, alcance y oportunidad de las pruebas a realizar, es decir, se construye una planificación detallada da auditoria, definiendo que tipos de pruebas, hasta donde revisar y en qué momento hacerlas.

El objetivo de identificar los riesgos es ser pro activo en las recomendaciones a la  empresa y así prevenir futuras pérdidas para la compañía. Estos se ponderan  y obviamente se analizan mas los con mas alta probabilidad de ocurrir y que impacten  mayormente   en los resultados económicos o situación financiera de la empresa.

Es sabido que nuestra cultura chilena es mas  reactiva  que proactiva, es decir, se actúa una vez que se producido una perdida y no cuando existía la probabilidad de ella. Por lo que a veces no es  fácil convencer a  los empresarios escuchen e  implementen sistemas de controles para mitigar los riesgos. En parte es porque los auditores no han sabido cuantificar y comunicar de manera correcta los  costos  y perdidas para la empresa al no invertir en mejoras a los sistemas de control interno.

Los sistemas de control interno son  muy importantes  para saber   si se puede  confiar  o no en  los procesos y sistemas de la empresa, por lo que es parte de una auditoria revisarlo y aplicar mejoras a él de ser necesario, con un enfoque estratégico,  económico   y no de generar mayor burocracia. Por lo tanto la mirada debe ser mas que contable,  debe ir mas allá, buscando mas que todo el cumplimiento eficiente   de todos  los  objetivos de la empresa, incluso los no financieros

La administración debe involucrarse activamente en el control,  generando lo que se llama

“ambiente de control”  y de ese modo hacer sentir la importancia de ellos en todos los colaboradores de la empresa, creando sistemas de compensaciones o incentivos  adecuados que mueven a los trabajadores a querer  aplicar  procedimientos que hagan que su  trabajo se haga conforme a lo que la empresa espera se cumpla.

En lo que se refiere a aspectos tributarios, es recomendable realizar auditorias  preventivas  periódicas para  enmendar errores y mitigar riesgos, antes que se concrete  una multa o  cierre de locales. Para ello los contadores que administran  y gestionan los impuestos de la empresa deben estar abiertos a ver en conjunto con estos asesores externos que aspectos de sus sistemas de control interno tributarios deben ser rediseñados, como también ser capacitado por ellos en  temas que desconocen.

En general  la empresa debe estar muy abierta a  una auditoria que le ayude a ser mejores, más competitivos,  por lo cual se  permita  mejorar su posicionamiento en el  mercado, en la mente de los clientes,  trabajadores,   proveedores y organismos reguladores, procurando    ser un apoyo en el cuidado  y crecimiento de activos tanto tangibles como  intangibles.

Por lo tanto los invitamos a conocer nuestros servicios de auditoria con un costo de acuerdo a sus  realidad económica, que  permita conocer o confirmar dudas respecto a cómo se está administrando los recursos  en la empresa, que aspectos deben ser con urgencia mejorados y cuales mas  y en qué plazo.

 

Comparte en tus redes sociales:

 

Ítalo Ramirez García
Socio Estratégico ARF Consultores Ltda.
Ingeniero  Civil Industrial
International M.B.A. Master of Bussines Administration
Master en Dirección Financiera y Gestión Tributaria
Contador Público y Auditor

1 thought on “La Auditoria en una Pequeña y Mediana Empresa”

  1. Estimados,
    Junto con saludar, les solicito presupuesto de auditoria para la administracion de condominio, soy miembro del comite de administracion.

    Indicar en detalle los costos y actividades que estan involucrada.

    Saludos,

    Verónica Morales

Responder a Veronica Morales Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *