Gestión de Pequeñas y Medianas Empresas

Lo que no se mide no se puede mejorar”

Peter Drucker 

Al iniciar una empresa se recurre a un contador, para que asesore en el inicio de ella como también en el asesoramiento tributario, ya que es un profesional especialista en esos y otros temas relacionados.

Sin embargo no  basta con  cumplir con las obligaciones tributarias, para el éxito de un negocio, más aun si consideramos que  el 90% fracasa en los primeros 5 años. Esto se agrava si  el contador sólo realiza la declaración de impuestos sin ningún acompañamiento al cliente.

Entonces se hace necesario un análisis periódico y pro activo de las principales variables externas  e internas que afectan tanto positiva como negativamente la empresa, para así tomar medidas correctivas de manera oportuna.

Algunos  empresarios no realizan   estudios o evalúa económicamente el proyecto de negocio, ni tampoco lo hacen después de iniciado, por lo que asume riesgos no calculados que pueden destruir valor o la empresa.

No es necesario que ellos mismos lo hagan, ya que pueden quitarles tiempo valioso para generar ventas, atención de clientes, desarrollo de nuevos negocios,  etc. sino más bien  buscar asesoramiento que lejos de ser un gasto es una inversión,  que permitirá mejorar y crecer los indicadores de rentabilidad  en el tiempo.

Por ejemplo la lectura constantes de revistas,  diarios, seminarios,  es un ejercicio básico, que permite ir conociendo el entorno para así identificar oportunidades y  amenazas.

Algunos pueden decir no tenemos los conocimientos para estos análisis, pero el mismo equipo asesor, debe ir capacitándolo, para obtener conclusiones reales, respecto a que mejorar.

Otros pueden pensar son muy costosos estos asesoramientos, sin embargo el costo nunca se debe analizar en función de su valor por si solo,  sino mas bien correlacionarlo con el  beneficio que trae. Por ejemplo un jefe de ventas que  obtenga como remuneración  $6.000.000 mensuales alguien  podría decir que es muy alto su costo, pero si se analiza que las ventas con él   han aumentado en    MM  $2.000  en seis meses, no lo es. Por tanto los costos en general se analizan respecto a que tan rentables son, es decir que tanto beneficios  pueden traer. En el tema de las asesorías, es lo mismo, el que sean caras o no, va a depender de si  su beneficio supere o no a su costo.

A esto agregar un eficiente sistema de información que permita   ir evaluando el cumplimiento o no de las estrategia  implementadas,  por ejemplo, si  las ventas están siendo las que se esperaba y en caso de que no  cuestionarse la razón de porque no,  de manera oportuna o rápida, para así mejorarlas. Es de vital importancia, informes sencillos en un comienzo,  pero con información relevante,  los cuales pueden hacer que el riesgo de que fracase  un  negocio disminuya de manera notable. Diferenciar gastos de inversión, estructurar  créditos bancarios de manera óptima, entender que no es lo mismo liquidez y rentabilidad,  cifras duras del negocio,  permiten realizar   un buen análisis del   negocio.

En aspectos  tributarios el equipo asesor debe  realizar un acompañamiento continuo, respecto a riesgos de multas, beneficios a los cuales se pueden acoger y de esa forma  dar tranquilidad al empresario que su carga tributaria es la óptima.

La reforma tributaria a traído consigo más  trabajo para los profesionales tributarios, que a veces son difíciles de entender,  más todavía  para el cliente,  es por ello se  hace necesario también que el  empresario entienda de manera  general la legislación  tributaria actual  y  como afecta su  negocio,  ya que también los análisis tributarios, se deben realizar no solo viendo el hoy del negocio sino también el comportamiento de él en al menos 5 años y variables económicas del negocio puede afectar positiva o negativamente el monto de los  impuestos a pagar.

Algunos pueden decir no  necesito estos asesoramientos ya que históricamente  he tenido buenas utilidades sin estos servicios. Pero se les debe comentar, que los cambios en el entorno, económico, político, social, tecnológicos y ambientales, son tan rápidos que pueden destruir tu negocio en poco tiempo,  sin darte tiempo para reaccionar y mejorarlo,  por no haber  tenido  un asesoramiento pro activo y eficiente. Para estos casos  hay muchos ejemplos  y de grandes empresas.

Mi formación académica está relacionada con el cálculo  y uso constante de matemáticas básicas  y  avanzada, pero he aprendidos en mis 20 años experiencia laboral ,  y formación de post grado, que no basta cono obtener información cuantitativa o numérica, sino  que también es muy importante la  cualitativa, por lo que también es un mito creer estos análisis son para ingenieros o auditores, sino más bien  para  toda  persona con un visión estratégica de los negocios, es decir que pueda entender como está  hoy, que recursos tiene, cuales  faltan,   y hacia dónde quiere llegar en el futuro. Para ello el análisis    contable  y análisis tributario son vitales y de gran importancia pero no suficientes para que tu negocio crezca y sea rentable.

Por tanto los invitamos cordialmente conozcan nuestros servicios para descubrir el valor actual de su negocio y  que hacer para que mejore de  manera significativa con un costo que sea  menor a su beneficio.

 

Ítalo Ramirez García
Socio Estratégico ARF Consultores Ltda.
Ingeniero  Civil Industrial
International M.B.A. Master of Bussines Administration
Master en Dirección Financiera y Gestión Tributaria
Contador Público y Auditor

 

Comparte este articulo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *